5 Creencias que harán de ti un ser miserable (1.- Reconócelas 2.- EVÍTALAS!!!)

Giraldez Packaging YOU-ARE-WHAT-YOU-THINK-tb

Con la simple observación activa del comportamiento humano, podemos descubrir numerosos detalles que nos permitirán evaluar el riesgo de caer en un bucle de pesimismo, el cuál tenemos que evitar por todos los medios.

Atender a la manera en la que las personas describen sus creencias, así como las acciones que toman en base a las mismas es uno de los modos mas sencillos de recabar la información que necesitamos. Seguidamente os mostramos las 5 creencias (yo diría: leyendas urbanas) mas peligrosas para nuestro “equilibrio vital”

 

1.- Creer que todo el mundo tiene malas intenciones:

Si quieres disfrutar de una existencia miserable, lo único que necesitas para tener la disposición mental “adecuada”, es limítate a creer que todo el mundo tiene malas intenciones, y que harán todo lo posible para hacerte daño (a tí especialmente).

La realidad es que la gran mayoría de las ocasiones nadie está pensando en hacerte la vida imposible. Lo mas normal es que estén tratando de dominar sus propios miedos/taras/desequilibrios mentales y no les importe nada tu existencia (lo siento, pero es la realidad).

Así las cosas, mejor te iría si cambias tu creencia (tu estado mental) a otro mas positivo en el que “asumas que hay gente que no está en guerra con el mundo” (o con ellos mismos) que también tiene buenas intenciones

Giraldez Packaging 11GOODPEOPLE

 

2.- Creer que si “algo puede ir mal, irá mal”:

Está muy bien para compartir con los colegas alegremente, pero muy poco adecuada como parte de tu estrategia vital.

Lo único que refleja es que eres un pesimista empedernido que pretende venderse como un optimista.

Hay veces que el miedo a fracasar es tan grande, que utilizar esta creencia sirve como sistema de defensa. De cualquier manera, el concentrarse en lo que puede salir mal no lleva a nada positivo. Es mucho más sano (y cuesta el mismo esfuerzo) el concentrarse en ¿QUE PUEDE SALIR BIEN?.

Sólo bajo este nuevo enfoque estarás en un nivel, en el que serás capáz de “ver” posibles soluciones a cualquier acontecimiento inesperado que pueda surgir.

 

3.- Creer que todo el mundo ve las cosas de la misma manera que tú:

Nadie ha tenido ni la misma vida, ni experiencias que tú has vivido. En ese sentido, ERES ÚNICO (e irrepetible):

¿Por qué, entonces, crees que todo el mundo tiene que ver el mundo de la misma manera que tú?

1.- El no reconocer (y aceptar) que hay gente con otros puntos de vista hará que estanques tu existencia, que no evoluciones

2.- Para evolucionar es imprescindible el vivir (y aprender) de los éxitos y fracasos vividos los éxitos y los fracasos.

3.- No se tienen éxitos/fracasos si no se tienen experiencias diferentes experiencias diferentes

4.- No se viven experiencias diferentes si no se acepta que hay otras maneras de ver el mundo

 

Si sólo se es capaz de ver el mundo desde un sólo punto de vista (el mismo de siempre), será prácticamente imposible el tener nuevas experiencias vitales.

¿A qué esperas a apreciar lo DIFERENTE?

 

4.- Creer que todo el mundo, ante diversas situaciones, debería reaccionar de la misma manera que tu:

Esta podemos considerarla como la segunda parte de la anterior. Si sumas las dos, harás de ti un super-miserable.

El descubrir que hay gente que hace las cosas de una manera diferente a la que tu las haces, y llega a los mismos resultados (si no mejores), sólo demuestra que las posibilidades de evolucionar son infinitas y que “la historia no está escrita”.

Giraldez #Packaging dress-seven-ways2

 

5.- Creer que tu “crítica interna” domina tu “sistema de motivación”:

Ojo!! a esa vocecita interna (Pensamiento menos positivo) que no te ayuda en absoluto.

Esa vocecita tiene la mala costumbre de rumiar, evaluar, y clasificar todos los puntos anteriormente expuestos, en los momentos mas inoportunos. Te recordará que hay gente ahí afuera que sólo pretende destruirte, que las cosas saldrán mal, que la gente se comportará mal contigo, … Esa vocecita es incansable y nunca se la acaban las energías ni las palabras.

Reconócela, y evítala por todos los medios. Escoge cuidadosamente las palabras, y reemplázala por una actitud positiva.

 

Todo lo que te repites a tí mismo, consitentemente y a los largo del tiempo se convierte en una creencia

“Las creencias son los frenos que nos limitan o los motores que nos impulsan”

 

Facebook Twitter Email Pinterest Linkedin

José Luis Giráldez

Hola, soy el autor (para lo bueno y para lo menos bueno...) que puedas encontrar en este blog, actividad que realizo como hobby, pero quién sabe (¿?) lo que nos puede deparar el futuro... Como puedes ver, me apasionan las ventas y el marketing asociado a las nuevas tecnologías, y desde este espacio intento viralizar algunos conceptos que puedan ser de ayuda al resto de internautas. Si crees que puedes colaborar o aportar algo a esta iniciativa, tu participación será apreciada. :))))