Una PAUSA para contar hasta diez…

Conocidos personajes como Stephen Covey o Viktor Frankl ya han escrito y comentado sobre el tema de la pausa. Esa pausa que existe entre un estímulo y nuestra respuesta al mismo. Esa pausa que independientemente de su duración nos permite escoger nuestra respuesta dentro del repertorio de opciones que hemos ido creando en base a nuestras experiencias vitales del pasado. Esa pausa sobre la que muchas veces no se presta atención (y que nos sirve para contar hasta 10 antes de agarrar la katana…)

Al igual que los autores citados, yo también tengo mi versión, y mediante este post, quiero compartirla con vosotros. Estoy convencido de que esa pausa, en definitiva es una oportunidad, y deberíamos de tratarla como tal.

¿Una oportunidad? ¿Para qué?.

 

En algunos casos servirá para escoger nuestro futuro estado de ánimo.

Tras una mala jugada de algún conductor (por llamarlo de alguna manera, y por respeto a los lectores) puedes escoger entre cabrearte y conjurar contra todos los dioses desde el comienzo del universo (con el riesgo de que tu cabreo incremente, no deje de rumiarte en la cabeza durante gran parte del día y acabes pagándolo con el que no tienes que pagarlo), o tomártelo como algo que puede ocurrir, olvidarlo prácticamente al instante y seguir felizmente con tus proyectos diarios (esperando que el destino se ocupe, algún día, de dar su merecido a ese “bulto sospechoso” detrás del volante).

 

En otros casos servirá para escoger la respuesta más adecuada a la situación que se nos presenta.

Después de varios años aguantando las puñaladas traperas, desplantes, y falta de compromiso/compañerismo del típico “compañero” trepa,.. un día (así por casualidad) descubres su particular “muerto dentro del armario”… Ese día, la pausa, te dará la oportunidad de plantearte cómo quieres gestionar tu respuesta… (¿a que suena interesante?)

 

También existe la posibilidad de utilizar esa pausa para eliminar de nuestra mente el estímulo recibido, y por lo tanto dejarlo sin respuesta.

Hay muchas personas que tiene un estado mental de mal humor constante. Tenerlos cerca es un riesgo para nuestra salud, tanto física como mental. Tan sólo con pensar en los estímulos que mandan y procesarlos, puede ser suficiente para infectar nuestra respuesta. Por ello, el tiempo se pausa debe reducirse al mínimo, y no para dar una respuesta, sino para “fusilar instantáneamente” ese estímulo en tu mente (sin esperar, como en las pelis del oeste, al amanecer).

 

Esa misma pausa, también puede ayudarnos a curarnos cuando estamos infectados.

Es normal que en algún momento nos infecten algunas de las situaciones vitales que nos rodean y necesitemos de esa pausa para vacunarnos.

¿No has tenido nunca la sensación de que el mundo se ha conjurado contra ti, y todos pretenden amargarte el día?

En esos momentos sólo ves amenazas y malas intenciones en todos los terrícolas que te rodean. Estas infectado. Todos los estímulos son negativos, y tu respuesta, generalmente, también. Se dan todos los ingredientes para perpetuar esa situación, y lo que es peor (pero ciertamente posible) agravarla…

No tienes control sobre los estímulos (excepto para los que tu mismo te creas), pero si tienes control sobre la pausa, y por lo tanto sobre tu respuesta. TU ELIGES.

 

Otro tema es el abanico de posibilidades del que dispones para escoger tu respuesta durante esa pausa (algo comenté anteriormente sobre “el repertorio de opciones que hemos ido creando en base a nuestras experiencias vitales del pasado…”), pero ese ya entrará en el post de otoño…

Si te ha gustado, ¿por qué no utilizas la pausa para dar al LIKE?

Facebook Twitter Email Pinterest Linkedin

José Luis Giráldez

Hola, soy el autor (para lo bueno y para lo menos bueno...) que puedas encontrar en este blog, actividad que realizo como hobby, pero quién sabe (¿?) lo que nos puede deparar el futuro... Como puedes ver, me apasionan las ventas y el marketing asociado a las nuevas tecnologías, y desde este espacio intento viralizar algunos conceptos que puedan ser de ayuda al resto de internautas. Si crees que puedes colaborar o aportar algo a esta iniciativa, tu participación será apreciada. :))))